fbpx

La comunicación y el marketing de contenidos

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

La comunicación está implícita en cada acto de nuestras vidas, pero debemos saber cómo decir las cosas y a quién decirlas.

¿Qué hallarás en este artículo?

  • El acto de la comunicación
  • Comunicación y marketing 
  • 2 claves imprescindibles
  • Conocer a tu audiencia

El acto de la comunicación

El acto comunicativo interpersonal es un privilegio del ser humano, el cual permitido evolucionar como especie a lo largo de los siglos. Así, los neandenthales comenzaron emitiendo sonidos guturales, acompañados de ademanes, para comunicar sus sentimientos hacia otros. 

Luego, los humanos pasamos por las pinturas rupestres, los jeroglíficos mayas, egipcios y romanos, hasta a las señales de humo, la radio, la televisión y ahora el explosivo crecimiento del Internet.

En todas, el mensaje, el canal, la retroalimentación y los ruidos forman parte del complejo, pero a la vez fascinante, esquema comunicacional

Y no solo hablar y escribir comunican. No, también lo hacen el tono o fuerza con el que se comunican las cosas, los gestos en los rostros, el movimiento de los ojos entrecerrados, o bien los ojos bien abiertos, el ceño fruncido, una sonrisa, una gran carcajada y una mirada coqueta. Ahí radica el éxito de los emojis.

Comunicación y marketing 

Seguramente mientras leías las líneas anteriores pensaste en lo que cada una de esas reacciones evocaba y los sentimientos que transmite.

Bien, pero para lograr que esos sentimientos afloren a través de un texto se necesita saber qué es lo que tu destinatario quiere saber, qué necesita, qué información le será útil. Y es verdaderamente un reto cuando la audiencia receptora de tu mensaje es más grande. 

Es aquí donde la fusión entre la comunicación y el marketing de contenidos adquieren una importancia capital, porque la segunda ayuda a que el mensaje bien elaborado llegue a las personas adecuadas, en el momento preciso y con la intención correcta.

2 claves imprescindibles

  1. Lo que dices a tus clientes:

En la comunicación y marketing de contenido debes cuidar el tono, la intensidad de tus mensajes y el motivo de tu comunicación. Esto permitirá que te conviertas en una autoridad dentro de tu sector.

Pero no te equivoques, porque el mensaje que elabores debe estar dirigido a lo que le podría interesar a tu audiencia y no en lo que le conviene a tu empresa. ¿Por qué? Pues porque las personas buscan información antes de tomar una decisión de compra.

Previamente, el mensaje en la comunicación necesita ser evaluado, revisado y corregido (de ser necesario) para que pueda tener el efecto deseado y que el ruido (imprecisiones) evite los malos entendidos y momentos colorados.

Un mensaje bien estructurado debe atraer, enamorar, convencer y destacar entre el bullicio del Internet.

  1. Mantener la atención de tu audiencia:

Si tu mensaje inicial resuelve las dudas, tendrás un seguidor al que puedes convertir en comprador. Pero aquí viene la parte más importante, porque debes crear mensajes, contenido y una experiencia que retenga la atención de ese cliente.

De qué te sirve atraer audiencia con un mensaje inicial atractivo si su experiencia posterior dentro de la empresa será desagradable y se vaya molesto. Es decir, el servicio de atención al cliente y todo el personal de tu empresa debe conocer y aplicar a rajatabla tu política de apreciar al nuevo visitante, porque él o ella están más cerca de aumentar los ingresos del negocio y mejorar las condiciones del propio personal. 

Conocer a tu audiencia

Para lograr los objetivos de la comunicación y el marketing de contenidos debes conocer a tu audiencia. Como dice Laura Rujas conocer el estilo de vida del cliente potencial es la clave. Quién es, a qué dedica el tiempo libre, cuáles son sus gustos, cómo se comunica y con quién, cómo quiere usar el producto y sobre todo por qué, son preguntas que necesitan respuesta.

Al final de cuenta, en opinión de Linda Morrir: “lo que dices a tus clientes, cuando lo dices, por qué lo dices y dónde lo dices representa una de las propiedades intelectuales más valiosas dentro de tu negocio. Gracias a ello estableces tu imagen en el mercado, lubricas las transacciones comerciales e influyes en la lealtad que generas para con tu marca, diferenciándote de los competidores”.

Recuerda que la comunicación funciona, pero mejora la acompaña una buena estrategia de marketing de contenidos y digital.

Nos encantaría saber de ti. Cuéntanos tu historia para que cambies la historia.

Únete a la conversación, comparte este artículo.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos

Suscríbete al blog

Empodérate con el conocimiento, las ideas y los recursos esenciales sobre marketing de contenidos para mantenerte actualizado sobre las mejores prácticas de la industria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar